lola@lolitasfieltro.com - 686.84.51.11

Una historia distinta

Una historia distinta
12/04/2010 Lola Coca

Hola a todos!!

¿Cómo va todo? Bueno quería presentaros dos libro, no tiene nada que ver con los que suelo publicar aquí pero tiene mucho que ver con lo que soy y con el hecho de que hoy día haya emprendido esta pequeña aventura personal de crear.
Este post es seguramente el más difícil que voy a escribir y del que me sentiré más orgullosa. Os voy a hablar de dos libros uno que no he podido leer y otro que no sé si podré hacerlo, ya que describen algo que yo viví a mi manera.

Uno es de Manuel Reyes Cotan, La Sonrisa de Marta.

El otro es de Ángela Ortiz, Sin tocar fondo.

Son libros sobre el duelo, sobre con unos padres superan la muerte prematura de su hija, Marta. No son escritores profesionales, son lo padres de mi mejor amiga, de los que me siento tremendamente orgullosa, porque no sólo criaron y educador a una niña muy especial, dulce y genial en su esencia, que tras una terrible enfermedad llevada de una manera virtuosa, han hecho de su experiencia un ejemplo a seguir, tendiendo una mano a otros padres que pasan por su situación, ayudándoles a superarlos y enseñando a otro que se puede superar la muerte de un ser querido, incluso una hija. Para mi como trabajado social y sobretodo y por encima de todo como Loli, la mejor amiga de Marta, son un orgullo y un me faltan palabras pues los considero de mi familia ya que me abrieron las puertas de su casa con 5 años y aun hoy muchos años después siguen recibiéndome como la primera vez.

Y que decir de Marta la persona que más creyó en mí, pues ella ya me consideraba artista antes siquiera que yo me planteara siquiera estudiar arte, me empujo y me pincho a que creyera en mí y que pintara, me enseño tantas cosa, como lo que es una amistad en el sentido más visceral y atemporal de mundo, la constancia, la lucha constante contra lo imposible, a seguir y seguir, a no rendirme, a sólo ir marcha atrás para coger carrerilla y me dio las herramientas para seguir cuando ella se marchó aunque he tardado unos añitos en darme cuenta.

Ella me enseñó mil cosas sólo espero que ella aprendiera algo de mí, pues me quedo con lo mejor que dio su cariño, su amor y un millón de tardes paseos y risas. Siempre estará comigo, ya que cuando se fue yo solía decir que se había ido una mitad de mi, la mejor, que tendría que reconstruir, tardaría un tiempo en darme cuenta que esa parte de mi nunca se iría, pues al crecer con ella me quede con una parte suya y ella con una parte mía.

” Cuando nacistes todos reían y tu llorabas,
vive de tan manera, que cuando mueras,
todos lloren y tu sonrias”

Marta Reyes Ortiz.

6 Comentarios

  1. Cerezas de Tul 8 años hace

    Ayyy guaa, que bien leerte GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS

    Seguro que mañana tengo un Martes y 13 increible 🙂

    Un besote fuerte

  2. lulusemua 8 años hace

    Holaaaa :

    Me voy a pasear un rato por tu blog y te invito al mío que estoy de sorteo.
    Besitos.
    Lulú

  3. lolitasfieltro 8 años hace

    yo naci un martes treces y creo que fue un dia genial para mis papis y para mi claro, lulu voy a cotillear tu blogg

  4. lolitasfieltro 8 años hace

    lulu no me deja ver nada, no me sale tu blog

  5. gatusina 8 años hace

    Hola Lolita´s, que historia más triste y a la vez que bonita, me ha conmovido…. Habrá que leerse los libros…y recomendarlos….jajaja…………

    Un besazo

  6. lolitasfieltro 8 años hace

    Si la verdad es que es triste, hay kien suele decir ojala no hubiera conocido a alguien que me hiciera tando daño al perdela, yo no creo que si volviera el tiempo a tras sabiendo lo que iba a pasar, lo volveria hacer una y 1000 veces pues tengo millones de buenos momento que me hacen sentir que a su manera sigue aki pues los recuerdos son para siempre, o por lo menos hasta que aparezca el alzheimer,… jajajaja

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*